jueves, 10 de diciembre de 2015

Candíl

He elegido hacer algo bien sencillo: un candíl. Es un objeto que abundaba en las casas de pueblo cuando yo era niña, aunque es cierto que ya no se le daba mucho uso, pero siempre me han gustado.



El material es muy sencillo: alambre y aluminio (en este caso sacado del envase de una vela). Necesitamos unas tijeras, unos alicates, pegamento (que se me ha olvidado añadir en la foto) y para el acabado, barniz y pintura gris.


Lo primero es recortar el borde para hacernos con el material que vamos a usar.


Para darle un poco más de cuerpo, a mi me gusta doblarlo por la mitad.

 

Luego lo aplanamos bien con la ayuda de un lápiz o un boli.


Necesitamos para la base un cuadrado de 10 x10 mm, en el que  marcamos 2 mm por lado. También cortamos 1 tira de 20 x 3 mm y otra de 15 x 3 mm.


Cortamos dos trozos de alambre de 15 mm, aproximadamente y damos forma tanto a la base, como a las tiras, con unos alicates.


Aquí se puede ver cómo colocar el alambre, una vez agujereado con un alfiler.


 Pegamos de esta forma las dos tiras.


Y luego pegamos ambas a la base, así.

 

Le damos una capa de barniz para que agarre mejor la pátina final y dejamos que seque.


Con esta pintura gris, diluída con agua, le damos la última capa. Podría pintarse también en negro y darle luego unos toques con pincel seco en color siena y el resultado sería de más viejo.


martes, 1 de diciembre de 2015

Caballito de madera


Parece que fue hace nada y ya volvemos a estar en diciembre, y aparecen también los Calendarios de Adviento que me encantan y al que me han invitado a participar desde El Loco Mundo de las Minis un nuevo año. Aquí está pues mi trabajito, continuación del que hice el año pasado de triciclo antiguo, es el otro caballito que quería copiar aunque no me ha quedado con las proporciones del original.

Un pequeño montaje imitando la distribución del original donde puede verse claramente  que cualquier parecido es pura coincidencia: las patas son demasiado altas, la madera más gruesa de lo que hubiese debido, le he añadido la cabeza que no tiene el otro... vamos un desastre como copia, la próxima vez intentaré no fiarme de la memoria y fijarme más.



He dibujado las piezas del caballito pero, si os animáis a hacerlo, tal vez deberíais hacer modificaciones para que se parezca más al de la fotografía original que es mucho más bonito.

Las copio en la madera de balsa


Corto las piezas y las lijo


Ahora toca pegar cada una de ellas


Mucho mejor, ya va pareciendo algo


Con la cabeza gana mucho. Estas "ruedas" son plastiquitos que tenía guardados y me va a ir muy bien ahora


Atravesadas con alfileres cortados  van a quedar bien


Toca pintura, las ruedas con  acrílica color siena y al caballito le he dado pintura marrón diluida y pinceladas de yeso.


Una nueva pasada con el papel de lija y un poco de cera para muebles hacen que esté mejor acabado y más suave al tacto.





viernes, 23 de enero de 2015

Puerta reciclada


No quiero que pasen más días sin desearos un muy feliz año 2015 y, como con el nuevo año no podían faltar los buenos propósitos, uno de los míos es el de no tener tan abandonado este blog, de modo que voy a empezar con un trabajo nuevo, para variar, que decidimos hacer en nuestro pequeño grupo. Partiendo de una fotografía en la que reciclaban una vieja puerta, cada una ha hecho su propia interpretación y ésta, influenciada por las fiestas navideñas, es la que me ha salido a mi.


La idea era utilizar una vieja puerta y añadirle algún otro elemento y darles una segunda oportunidad, así que he hecho diferentes piezas que han dado este extraño mueble como resultado. El triciclo ya lo había publicado aprovechando que debía preparar un tutorial para el Calendario de Adviento de  El Loco Mundo de las Minis y, aunque la primera idea era preparar muchos más juguetes antiguos, de momento se ha quedado así.


He hecho unos pocos objetos de carácter navideño. El cacharro donde están las velas está hecho con la base de aluminio de las velas (material que exploto de mala manera), cuatro christmas (dibujos recortados de unos catálogos) y la ponsetia hecha con cinta de carrocero e hilo de cobre. 


El botellero está hecho de cartulina y la caja no es más que un taquito de madera forrada de papel recortado de a saber qué de una revista de decoración. Las botellitas están hechas con chinchetas y cuentas de madera forradas con rafia trenzada que he usado también para hacer los corazones y, como Flor tenía curiosidad por saber cómo están hechas las botellas, he preparado este tutorial. Por primera vez, no he hecho los cajones de verdad, están simplemente pegados.


Y aquí quería mostrar el molinillo de café, pero la verdad es que no se ve tan gracioso como al natural y no he conseguido ninguna foto más decente. Pues este ha sido mi trabajo que espero os guste.




Botella forrada de rafia


El material es muy sencillo: rafia, un trocito de corcho, una cuenta de madera, una chincheta y aguja


Lo primero es dividir la rafia a lo largo para que sean hilos más finos


La paso por los agujeros de la bola para formar los ejes, siempre en número impar, eso es muy importante.

 Luego lo voy tejiendo.


Cuando he forrado toda la bolita, le pego la chincheta.


Una vez ha secado el pegamento, le paso 3 o 4 vueltas al cuello de la botella para formar el asa.


Forro el asa cubriendo todos los hilos.


Metiendo el hilo hasta la base de la chincheta, forro el resto de la botella


Y listo, le pego un trocito de corcho como tapón y puedo dejarla así, o ensuciarla un poco con pintura marrón o gris, bastante aguada, para que parezca más vieja, como he hecho en las colocadas en el mueble.


domingo, 14 de diciembre de 2014

Triciclo antiguo


Una de las cosas que más me gusta hacer en miniatura son los juguetes y más aún los antiguos, así que no he podido resistirme a copiar un triciclo que he encontrado en la red, Este es el resultado, no está perfecto, pero le tiene bastante aire.


Lo primero ha sido copiar más o menos la silueta para hacerme una idea de cómo van a ser las piezas

He calcado todas ellas en madera de balsa de 4 mm de ancho.


Con un cúter las he recortado


Y las he pulido con papel de lija


Para el manillar, he usado un palillo, cortando unos 2 cm, el de la foto quedaba demasiado largo. Lo he traspasado perforando en la marca de la cabeza, pero podría haberlo pegado sin más.


A fin de que no quedase tan rígido, he tenido que cortar las patas delanteras para poder girarlas y, para unirlas, he utilizado una tira de aluminio de unos 35 x 5 mm


Con el minitaladro, he perforado en el centro un botón (que será la rueda delantera) y también las patas delanteras.

No tenía alambre, así que me las he tenido que arreglar con un clip para hacer el eje de los pedales. También he recortado unos círculos en cartulina para tapar los demás agujeros del botón.


Esta es la rueda con el eje para los pedales


Para las ruedas traseras he vuelto a utilizar botones, más pequeños, y los he forrado también con círculos de cartulina, pero no los he perforado, están pegados a una varilla de madera de 30 mm de larga y 4 mm de ancha. He colocado los pedales, de la misma varilla y de 7 mm de largos.


En esta foto, se puede ver que he tallado el sillín para que haga una forma más triangular.


Ya tenemos el triciclo, ahora toca pintarlo.



Esta es la foto de donde lo he copiado, es mucho  más bonito, pero no descarto copiar el caballito también.


No se si os pasará lo mismo que a mí pero, por mucho que lo miro, no acabo de decidir si es un caballito o un perrito, el caso es que he preparado este dibujo primero, dándole más forma de caballo, aunque finalmente he decidido que lo mejor era copiarlo tal como es en la fotografía.